viernes, 13 de julio de 2018

El tarotista es un MENSAJERO.

Sí, los tarotistas somos meros mensajeros y justamente es pan de todos los días que la cosa se complique en una consulta, porque los mensajes no son siempre agradables. Muchas veces son duros de dar y feos de recibir porque rompen ilusiones. Ante eso dos cosas: Saber que por eso se cobra por leer el Tarot, porque no todo no es coser y cantar sino abrir las cartas y meter las patas en el barro. Segundo: Nos guste o no nos guste, la vida está hecha de luces y sombras. Y son las escenas más conflictivas las que nos hacen crecer como personas. El refugio en el que todo tarotista debe guarecerse para no quedar como pollo mojado en la tempestad de asomarse a la vida de otro está en saber que en el Tarot hay cartas lindas y feas pero todas son BUENAS para evolucionar. ¡SALUD Y TAROT!

EL MUNDO DEL TAROT® TODOS LOS DERECHOS REGISTRADOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario