lunes, 15 de marzo de 2010

¿SABEN QUÉ ES EL "RIGOR CONVERTIS"?

Cada uno de los peregrinos espirituales hemos experimentado en algún momento un deseo apasionado por convertir a todos nuestros amigos, familiares y almas en conflicto en general, a nuestro credo particular.
Hacer saber a los cuatro vientos todos esos conceptos que nos han ayudado a liberarnos del sufrimiento.
Ideas luminosas, con las que pretendemos alumbrar o deslumbrar a toda costa a quien se ponga frente a nosotros.
Van desde el maravilloso Camino del Medio que nos propone el amado Buda. Pasando por las delicias del autoconocimiento que nos brindan los arcanos del Tarot. Siguiendo por lo bien que le hace a la piel consumir más verduras, dos litros de agua, jalea real o polen reconvertido. Incluyendo claro, las bondades de prácticas como el yoga, la meditación o la lectura del Dhammapada. Continuando por lo increíble que resulta vincularse activamente con gurúes como Osho, Sai Baba o tantos otros. Infaltable, la gran utilidad de las herramientas que brinda el maestro Saint Germain, con sus Siete Rayos y su Llama Violeta Transmutadora, detallada en incontables libros a través de su canal Conny Méndez.
Este esfuerzo denodado por convertir a los demás es el habitual, pero poco difundido, síndrome de "RIGOR CONVERTIS".
Pensamos que no existe nada mejor en el ancho mundo que lo que nosotros personalmente hicimos para elevarnos. Olvidando que cada ser viaja con su mochila llena de piedras y de flores, y está atravesando etapas distintas a las nuestras en su misterioso sendero espiritual.
Por eso, lo que a mí me viene genial, como por ejemplo, dejar las cosas en manos de Dios (para no tomarme todo tan a la tremenda), puede para un apático adentrarlo en una perjudicial inacción.
Otro caso testigo: A un abandónico, abrazar las virtudes del desapego, puede darle el sustrato ideológico ideal para profundizar en su problema, no hacerse cargo y dejar cualquier relación cuando apenas brota el primer yuyo.
Por eso me resulta interesante compartir este pensamiento de Buda, que puede ser buen norte en estas travesías: "¡NO AYUDES A QUIEN NO QUIERE SER AYUDADO Y NO PERTURBES LA MENTE DE LOS IGNORANTES CON TUS VERDADES!".

Digamos que habría que aprender a ser más discreto... ¡No se puede uno estar metiendo todo el tiempo en la vida de los otros! Sus libres decisiones configuran su evolución.
Y lo que es una verdad para mí, puede no ser ni siquiera útil para otra persona, con otro carácter, nacida en otra familia, con otros valores y en otro momento karmico.
Se trataría entonces de no ser comedido y no interferir en el karma de los otros.
Ojo: de ninguna manera esto nos llama a no ser compasivos o solidarios. Se trata de moderar el "rigor convertis". No todos pueden, ni quieren, ni les es beneficioso entender y compartir lo que a nosotros nos hizo bien.
Lo digo y lo repito: LAS RECETAS ESPIRITUALES NO SON IGUALES PARA TODO EL MUNDO. ¡Salud y tarot!

EL MUNDO DEL TAROT®
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

jueves, 11 de marzo de 2010

Entrevista que me hizo Jimena Fernández Pinto para su genial blog LOS CUENTOS DEL DESTINO. Me atrevo a publicarla porque me encantaron sus preguntas


  1. ¿Cómo descubriste que eras tarotista? Siempre me interesó el contacto íntimo con la gente. Por eso fui periodista durante 11 años de mi vida en importantes medios de mi país, la Argentina. En un reportaje a una famosa taromante, Ethel Morgan, me picó la curiosidad. Conseguí una baraja del precioso Tarot Madre Paz y empecé a contemplar las cartas como una forma de meditación diaria. Luego de varios años de jugar con los arcanos, sin otro objetivo que el placer de leerlos, llegó a mi vida un momento en que estuve desempleada y sin ganas de volver a ser periodista. Las amigas a quienes siempre les leía el Tarot, me sugirieron que lo viera como un trabajo. ¡Y así lo hice!


  1. ¿Al principio fue fácil, difícil, raro..? ¡¡¡Creo que Dios quería que yo fuera tarotista!!!. Porque ni bien me decidí, las puertas se abrieron de par en par. Eso unido a mi perseverancia y tenacidad. Cuando se me ocurre una idea siempre voy a fondo con todo.
  1. ¿Alguien te ayudó? Creo que recibir la aprobación de mi papá resultó de gran ayuda. El me veía muy infeliz como periodista. Si no me hubiera dado la venia, lo hubiera hecho igual, pero el camino lo hubiera sentido más escarpado.
  1. ¿Crees en el destino? Creo que el destino es un mapa sobre el cual tenemos que caminar. Creo en la fatalidad de nacer en un país. Con determinados padres. Con cierta posición socioeconómica. Con ciertas características físicas y de personalidad.
  1. ¿Qué es el destino para ti? La fatalidad y el libre albedrío van de la mano tejiendo nuestro destino,
  1. ¿Cuál es tu cuento preferido? Uno que ilustra muy bien esta cuestión: Había una vez... un hombre tirado en la calle, sin un peso en el bolsillo, maldiciendo su mala estrella. "He nacido de un padre borracho y de una madre prostituta, esa es la raiz de mi miseria". Al rato baja de un brillante automovil un millonario acompañado por una bonita joven rubia. "¿Cuál es el secreto de tu éxito?", le pregunta ella, con los ojos llenos de admiración. "He nacido de un padre borracho y de una madre prostituta. Y me prometí a mi mismo que mi vida sería diferente".
  1. ¿Qué quieres comunicar al mundo? Un concepto de libertad que me costó mucho entender. El río de la vida es incontrolable. Puede traernos de todo: Sacudidas, placeres, amarguras, cachetadas, brindis de amor, muertes y resurrecciones. Si bien nosotros no podemos evitar pasar por ciertas situaciones, sí podemos elegir qué hacemos, cómo reaccionamos ante esas experiencias. Creo que es muy importante aceptar lo que nos pasa y resignificarlo. Entender qué actitudes nuestras nos metieron en un problema y cuáles son las virtudes que necesitamos desarrollar para atravesar de la mejor manera cierto obstáculo. Así la vida es más llevadera. En lugar de ser un calvario, como dice la Santa Iglesia Católica, se convierte en una maravillosa escuela de evolución permanente.
  1. ¿Qué te gustaría hacer si no fueras tarotista? Explícanos tus motivos. En realidad podríamos preguntar: ¿Qué hago cuando no estoy oficiando de tarotista o cuando no estoy dando mis cursos de Tarot? Debo confesar que AMO enseñar. Pero también soy una actriz apasionada por las aventuras del teatro y una muy feliz madre de familia. Además, sacándole punta a mi viejo oficio, escribo algunos artículos periodísticos sobre el territorio del tarot y sus vecindades.
  1. ¿Qué profesión no te gustaría para nada ejercer? Explícanos tus motivos. No me gustaría ser basurera, aunque he oído que pagan muy bien. No podría ser médica (menos cirujana) porque soy muuuy impresionable y tampoco quisiera ser prostituta, de cama en cama, no puedo creer que puedan abrirse como flores con totales desconocidos.
  1. ¿Cuál es tu palabra preferida? Mamá.
  1. ¿Qué palabra no te gusta? No hay una palabra. Más bien tengo una obsesión con la ortografía. Me molestan soberanamente los errores ortográficos.
  1. ¿Cuál es tu palabrota preferida? Imbécil.
  1. ¿Un lugar para irse de vacaciones…? Un hotel con playa y mar, donde no haya que mover ni un dedo.
  1. Un pequeño mantra para el día a día. El gayatri mantra: Om bhur bhuvah swah tat savitur varenyam bhargo devasya dhimahi dhiyo yo nah prachodayat. Celebra a la Madre Divina y es una eficaz herramienta de purificación karmica.
  1. Un deseo. Que todos comprendamos que ¡aceptar libera!…