jueves, 29 de enero de 2009

CON LAS CARTAS DE TAROT SE PUEDE VER MAS ALLA...

LO HERMOSO DEL TRABAJO DEL TAROTISTA es que en la medida que uno lo va practicando se empieza a abrir el tercer ojo y uno se da cuenta de cosas que no sabe cómo las sabe. Y son así.
Pero claro, seámos realistas, también hay días en los cuales el operador del Tarot no está muy "inspirado" (leasé: estresado, conflictuado) y hay que trabajar "de oficio". Puede suceder.
LA PAZ ANTE TODO. Por eso, si uno abraza esta "causa del Tarot" lo mejor es vivir tranquilo y elegir tener la menor cantidad de problemas posibles que enturbien nuestro canal. Aunque como Dios es muy generoso y las cartas son nuestras amigas, la gente que viene suele traer a la consulta los asuntos que nos preocupan y a través del Tarot aparecen salidas, consejos y una forma de ver esos conflictos de una manera más elevada, que a la primera persona que le son útiles es a nosotros mismos como tarotistas.
COHERENCIA Y EXPANSION DE CONCIENCIA. Hay que pedir que toda la información que aparece en la lectura expanda la conciencia tanto a nosotros como al consultante que viene a esclarecer sus asuntos. Y aquí aparece también el compromiso de ser coherente: que al leer las cartas nuestras palabras reflejen la ideología que sustenta nuestras obras. Dicho de otra manera: si cuando leo las cartas planteo una manera de vivir las circunstancias de la vida. Cuando cierro las cartas también yo vivo de la misma manera que pregono.
EL GRAN SECRETO. Finalmente, para poder leer las cartas es conveniente anclarse en este concepto: Hay que hablar de lo que se ve en la carta. Usar las palabras que inspira la carta. Ver a La Estrella y hablar de baño, limpieza, purificación, tomar vacaciones, estar al aire libre. Establecer relaciones con la palabra Estrella, que es el nombre de la carta. Entonces puede aparecer: Nació con buena estrella. Recordar que en el egipcio a esta carta se la llama La Esperanza. Que el arcano inmediatamente anterior es el descalabro de La Torre, entonces uno puede sentir claramente aquello de "después de la tempestad viene la calma".

EL MUNDO DEL TAROT®
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
Queridos amigos en la luz: Este texto forma parte del Curso de Tarot para Abrir la Intuición sin usar la Memoria que abro en Buenos Aires todos los años en marzo y en agosto. Profundizamos durante 5 meses en los misterios del Tarot Rider Waite con un sistema de aprendizaje comparativo. Al estudiar cada arcano lo vemos simultaneamente en 10 barajas distintas. Si les resulta interesante, pueden comunicarse conmigo, Victoria Arderius, a victoriatarot@hotmail.com También pueden ver cómo tiro las cartas para los signos del zodíaco en el sector predicciones del portal http://www.mixplay.tv/

GENERAR UNA RELACION PERSONAL CON EL TAROT.

LAS CARTAS COMO INTERLOCUTORAS. Para lograr dialogar con las cartas primero tenemos que hacernos amigos de cada arcano. A los amigos uno no los juzga, los acepta como son. Les vemos el lado bueno.
De esta misma forma tendríamos que acercarnos al Tarot. Así, no le tendremos miedo a La Muerte. La entenderemos como un cambio drástico, parte de las leyes de la vida.
O veremos con amor y compasión a los esclavos encadenados al Diablo e intentaremos ayudarlos a salir de ahí.
APRENDER A DIALOGAR. Luego de "escuchar a cada carta", que es una manera de decir (porque la intuición se abre en cada persona de manera muy diferente y estos "mensajes" pueden llegar por vía auditiva, visual, a través de sensaciones físicas o de emociones) se empieza a desplegar el arte del tarotista.
Que toma como punto de partida los elementos aportados por los arcanos del Tarot, los relaciona con el tema que inquieta al consultante y le agrega, siempre en la dirección que marcan las cartas, todo lo que ha leído, experimentado y aprendido en su vida.
NO HAY RECETAS. Hay un pilar fundamental en estos terrenos: Las recetas espirituales para elevarse y vivir mejor son diferentes para cada persona. Esto quiere decir que a alguien las cartas le pueden aconsejar salir, aventurarse, expandirse, llenarse de color (El Loco). Y al próximo consultante podrían decierle todo lo contrario: que se repliegue, que busque adentro, que concentre su energía (La Sacerdotisa).
LA MISION DEL TAROTISTA es ante todo ser un enfermero del alma. Trabaja del lado del consultante. No lo juzga por sus defectos. Y para eso debe estar muy en contacto con sus propias debilidades humanas. Recordemos siempre que la compasión se abre al entender profundamente que todos tenemos nuestras zonas heridas que se muestran al mundo en forma de egoísmo y mezquindad. Lo que lastima a los demás es nuestra propia herida en carne viva. Y eso se cura a través del amor no de la culpa. Empezando claro, por nosotros mismos- Nuestro trabajo con el tarot primero que nada debe ayudarnos a conocernos con una honestidad brutal para crecer viviendo concientes de nuestros defectos y de este modo mejorarlos. Es desde ese lugar que podemos ayudar a las personas.

EL MUNDO DEL TAROT®
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
Queridos amigos en la luz: Este texto forma parte del Curso de Tarot para Abrir la Intuición sin usar la Memoria que abro en Buenos Aires todos los años en marzo y en agosto. Profundizamos durante 5 meses en los misterios del Tarot Rider Waite con un sistema comparativo de aprendizaje que al profundizar en un arcano, lo vemos en 10 barajas distintas.
Si les resulta interesante pueden comunicarse conmigo, Victoria Arderius, a victoriatarot@hotmail.com También pueden ver cómo tiro el tarot para los signos del zodíaco en el sector predicciones de http://www.mixplay.tv/