lunes, 11 de diciembre de 2017

Los tangos cantan la vida igual que el Tarot

POBRE SOLTERONA TE HAS QUEDADO... sin ilusión y sin fe. Uf. ¡Qué dolor tan hermosamente contado! El 11 de diciembre es el Día Nacional del Tango. A mí me gusta cantar y la pego bastante en la melodía: RARA COMO ENCENDIDA, TE VI BEBIENDO LINDA Y FATAL... "Los Mareados" siguen así: HOY VAS ENTRAR EN MI PASADO, EN EL PASADO DE MI VIDA, TRES COSAS LLEVA EL ALMA HERIDA, AMOR, PESAR, DOLOR. Me vuelvo loca. ¡Por Dios! Qué síntesis.


¿Y "Esta noche me emborracho"? "Sola, fané, descangayada, la vi esta madrugada salir de un cabaret, flaca, dos cuartos de cogote y una percha en el escote bajo la nuez. Chueca, vestida de pebeta, teñida y coqueteando su desnudez, parecía un gallo desplumao mostrando al compadrear el cuero picoteao. Yo que sé cuando no aguanto más, al verla así rajé, pa` no llorar. Y pensar que hace diez años fue mi locura, que llegué hasta la traición por su hermosura, que esto que hoy es un cascajo fue la dulce metedura donde yo perdí el honor". Uy. En lo personal, declaro: Nooo quiero nuncaaa verme así. 

El tango pinta la vida, dura como es. Tantas de estas cosas veo a diario, en vivo y en directo en mi mesa de Tarot. O cuando iba para Temperley, donde vivían mis padres y con mis propios ojos: "Sur... paredón y después... Sur... una luz de almacén... Ya nunca me veras como me vieras, recostado en la vidriera y esperándote, ya nunca alumbraré con las estrellas nuestra marcha sin querellas por las noches de Pompeya. Las calles y las lunas suburbanas y mi amor en tu ventana todo ha muerto, ya lo se".

Guau. ¡Qué letras de poetas! Gracias Anibal Troilo. Gracias Homero Manzi. Gracias Gardel. Gracias Lepera. Gracias Cadícamo. Gracias Cobián. Me acuerdo que Nacha Guevara hace unos veinte años, que veinte años no es nada (no puedo evitar citar: "Volver con la frente marchita, las nieves del tiempo platearon mi sien. Sentir que es un soplo la vida. Que veinte años no es nada. Que febril la mirada, errante en las sombras, te busca y te nombra. Vivir con el alma aferrada a un dulce recuerdo  que lloro otra vez. Tengo miedo del encuentro con el pasado que vuelve a enfrentarse con mi vida. Tengo miedo de las noches que pobladas de recuerdos encadenan mi soñar"). Vuelvo a Nacha, de noche, cuando empezó cantar tangos y yo como periodista del Diario Clarín, le preguntaba curiosa, a ella, siempre tan de vanguardia ¿por qué tango? ¿por qué ir al ritmo 2 por 4 tradicional? y con esa voz particular, me explicó que el tango lo comprendés de grande no de pendeja. Y así es.  Brindo por el tangou argentino señores. ¡Chin chin!

EL MUNDO DEL TAROT® TODOS LOS DERECHOS REGISTRADOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario