jueves, 26 de octubre de 2017

CINCO COMPRIMIDOS PARA SALIR AIROSO DEL ENCUENTRO CON UN PSICÓPATA.

1) Diagnóstico de situación.
Primero que nada aceptar que la Argentina, arriba, abajo y por la mitad está llena de psicópatas. Pueden trabajar en el gobierno. Tener un negocio. Ser plomero y gasista matriculado. O ser una mamá del colegio rubia y de ojos claros.. ¿Pero qué es un psicópata? Alguien que usa a las personas como si fueran cosas. Hace cosas feas y malas, miente y engaña sin sentir culpa. De modo que cuando te traten como una planta sin sentimientos. Cuando te cambien de lugar como si fueras una maceta, estás frente a un psicópata. El psicópata básicamente manipula a la gente para sacar ventaja. Cuando te sientas usado y descartado y el antagonista no manifiesta ninguna culpa. Si mami. Es un psicópata.

2) Arquetipo del psicópata.
Desde la perspectiva del Tarot los psicópatas con título nobiliario (lease los corruptos capaces de defraudar grosso con cero arrepentimiento), los psicopatones de medio pelo o quienes incurren en conductas psicopáticas para que no les saquen el chupetín, todos, corresponden al arcano 15, El Diablo. Pero no te imagines que te vas a encontrar frente a un oscuro ser vestido de negro, con ojeras, frío y distante, que bien podría actuar en una película de vampiros. Noooo mi amor. ¡Ese es el problema!. El psicópata es diviiiiino. Y si bien es un vampiro energético, no lo parece. Es un seductor nato. Puede ser un candidato encantador que se presenta como la última Coca Cola del desierto. Que te promete el oro y el moro. Y no cumple nada y no se hace cargo tampoco. Puede ser una señora canchera, bronceada, con claritos, tan simpática como ventajera. El psicópata miente, calumnia, estafa moral o económicamente con gran habilidad. La clave es que no siente culpa.

3) Salir airoso. No triunfar.
Digo salir airoso porque siempre se sale lastimado del encuentro con un psicópata. De hecho es literalmente una desgracia. Porque el psicópata "te desgracia". Después de un encuentro cara a cara con un psicópata uno pierde la inocencia. Entiende que hay gente manipuladora que puede hacer maldades sin sentir ninguna culpa. Y eso realmente es una gran desilusión que potencia el malestar provocado por la estafa moral o económica perpetrada por "el psico".
4) Operativa de rescate.
Como el psicópata no tiene ética ni moral. Y la mayoría de las personas si. Lo conveniente si uno no es psicópata es alejarse cuánto antes para no salir más dañado. Y como los psicópatas imponen realidad. O sea que son capaces de narrarte de una manera totalmente disparatada tu propia situación recordá esta máxima: No se puede hablar con un psicópata. Porque luego de cada encuentro en su vampírica charla te vas a quedar 6 horas tratando de entender por qué dice lo que dice cotejando con tus sensaciones y experiencias. Es psicópata. No tiene remedio. Y hablar con ellos es una pérdida enorme de energía. Te lo digo clarito: El psicópata te pudre la cabeza.

5 La llave de salida es el APRENDIZAJE.
La única que queda es aprender a ser pacientes y a tomarse la vida con filosofía.
Los psicópatas en algún momento (luego de chuparle la sangre a Dios y María Santísima) se quedan solos como un hongo. Entendamos que siempre se aprovechan de gente inocente a la que desgracian y luego descartan. Les hacen perder la gracia de la inocencia. Esto, aunque parezca contradictorio, es lo único positivo que podemos capitalizar. El psicópata te saca un velo que no te permite ver la realidad. Uno madura luego de un psicópata. Entiende mejor de qué va la vida. Y el único reaseguro que se tiene frente a ellos es que como su modos operandi es psicopático, los que hoy no te creen que es un psicópata manipulador y ventajero, mañana te darán la razón. No te gastes en tirarle margaritas a los chanchos que las margaritas se marchitan solas.

Fin de estas viñetas en las que confieso dejé mi sangre en la arena pero por lo menos entendí un poco más de la vida. ¡Salud!


EL MUNDO DEL TAROT® TODOS LOS DERECHOS REGISTRADOS

3 comentarios:

  1. Yo sufrí a la peor sicópata que puedan imaginarse. Y creaba realidad a tal punto que, cuando me alejé, descubrí que yo era otra persona y no la que ella me había hecho creer que yo era.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Victoria, es así. Hace 7 meses q Dios sacó un psicópata de mi vida y es tal cual, la experiencia, como la describe esta nota.

    ResponderEliminar
  3. Yo igual que Eduardo Tardé años en recuperarme y recomponer mi vida

    ResponderEliminar