miércoles, 30 de enero de 2013

SALUD Y TAROT! Comparto una hermosa nota que me realizó Alejandro Margulis para el diario CLARIN de Buenos Aires sobre el Tarot como herramienta de autoconocimiento, su funcionamiento y todo lo bueno que las cartas pueden traer a nuestra vida.

 http://www.clarin.com/buena-vida/espiritualidad/tarot-sostiene-adversidad_0_856714528.html


"El tarot te sostiene en la adversidad"

POR ALEJANDRO MARGULIS / ESPECIAL

Victoria Ardelius, al frente de El mundo del Tarot, en Facebook, llegó a esta mancia en 2001, plena crisis. Desde entonces, sigue lo que denomina un "camino de autoconocimiento".
Para Victoria Ardelius, las cartas permiten conrtactarse con el Universo.

COMPARTIR

ETIQUETAS

30/01/13 - 16:39
Cuando en 2003 la llamaron del canal “Much Music”, Victoria Arderius se convirtió en la primera tarotista de la televisión argentina.

Los siguientes tres años tuvo el raro privilegio de ser invitada al programa de Mirtha Legrand, y luego fue sucesivamente columnista en América, Canal 9, Radio La Red y Canal 7. 

Al frente del grupo de Facebook “El mundo del tarot”, que abrió en el año 2008, su página recibe miles de visitas diarias desde toda Hispanoamérica acaso porque fomenta la práctica intensiva del milenario arte de leer los arcanos junto a la combinación de distintas técnicas de meditación. Periodista durante once años, actriz (nominada junto a un elenco a los Premios Ace en 2009), antes  que una apelación al esoterismo su enfoque propone abrir la intuición para desarrollar lo que ella llama “el estado del tarotista” como un modo del autoconocimiento. 

“En el tremendo traspié que fue el corralito de 2001 perdí todos mis ahorros –cuenta en el estudio de su bien decorada casa de Palermo Soho, donde mesa y alfombra circulares conviven con ordenados almohadones-. De algo tenía que vivir y mis amigas me dijeron: ‘Por qué no trabajás de tarotista, vos que leés tan bien las cartas`. En esa caída encontré mi misión en la vida”.
¿Puede incidir tanto la lectura de unas simples cartas?
La alquimia la hacés vos. El cambio lo hace el consultante integrando los consejos o las escenas que presenta el tarot. Darte cuenta de dónde estás parado es lo que importa. Yo soy muy racional, antes no creía. Un día lo usé para saber cómo me iba a ir en una obra de teatro, salió La Torre (lo que se cae) y terminaron yéndose todos los actores. Otro día pregunté cómo me iba a ir con un director, salió El Emperador (que es el progreso) y fue la mejor experiencia que tuve.

¿Se trata de aprender a confiar en el azar?
No es azar. Cuando uno saca una carta, está abriendo una puerta dimensional de información. Si se pueden leer las cartas es porque existe Dios. El tarot es conectar con lo omnisciente del Universo. Y Ese es el que te pasa información. ¡Pero después uno hace lo que uno quiere! Hay que potenciar el libre albedrío…  

¿Se puede enseñar el tarot, no se lo supone misterio para pocos?
Son 78 cartas, arcanos o secretos que equivalen a 78 situaciones que a cualquiera le pueden suceder. Nadie tiene coronita. El tarot te sostiene en la adversidad. Todo son etapas. En el uso de la herramienta, cada uno ve cómo el tarot va ayudándolo a entender su vida. Eso es lo que siempre le digo a los alumnos: que usen las cartas. 

¿Cómo llegaste al tarot?
En 1998, tuve que entrevistar a Ethel Morgan, una especialista en “la religión  de la diosa”, una línea espiritual ligada al post-feminismo. Yo tenía 32 años y la mujer me recomendó que leyera el “Manual del tarot Madre Paz”, uno de los centenares que explican los dibujos, las imágenes básicas del tarot. Ahí entendí porqué cada uno lee las cartas diferente. Empecé a estudiar el significado de una carta por día, como una forma de meditación. Y me enamoré. Después ya leía  las cartas a mis amigas. 

¿Cómo un juego?
Como una maniobra de introspección y auto conocimiento. Vos podés sacar una carta para que te diga cómo estás o qué te pasa. O para que te dé un consejo de acción: qué hago, ¿hablo o me callo, tiro la casa por la ventana? La clave es encontrar en el tarot un interlocutor válido. Es como una amiga sabia. O un amigo.

¿Amiga o amigo?
Bueno, es el tarot. A mí me ayudó a pensar. A pensarme y a enseñar a pensarse. Por eso digo que me cambió la vida. Lo fui entiendo con el tiempo. Y también las caídas en el amor me construyeron. Tuve que andar una larga Panamericana de corazones rotos, mi propio corazón roto en realidad. Los grandes temas del tarot son cómo encontrar una pareja adecuada que te haga feliz y cómo encontrar un trabajo que te satisfaga. Yo no fui la excepción.

¿Y ahora seguís en problemas con el amor?
¡Hoy estoy muy bien casada! Mi marido es escritor. Tenemos dos hijas pequeñas: Dulcinea, de dos y medio. Y Liberata, de siete.

¿Cómo se leen las cartas?
Hay que seguir un esquema de doble entrada. Por un lado, los significados de cada carta; por el otro, las grandes preocupaciones universales: el amor, la salud y la economía. En un amable desorden figuran presente, pasado y futuro. La pregunta se combina con dónde aparece la carta. Todos podemos aprender a leer las cartas.

¿Por qué se cobran las consultas si cualquiera puede leer el tarot?
Meterse en el núcleo de los problemas de la gente es agotador. Esto no es como con un terapeuta que ve a su paciente todas las semanas. Hay que resolver los problemas en una hora. Pero, igual que con el psicoanálisis, si no se paga la gente no lo valora como algo realmente transformador. Ahora, ser tarotista tiene más que ver con la personalidad. Te tiene que gustar acompañar a las personas en situación de conflicto. Algunos se invisten de un aura de paranormalidad. A mí no me interesa esa línea de trabajo. Prefiero pensar que uno está creciendo y aprendiendo herramientas para manejarse mejor en la vida. No es que yo estoy arriba de un banquito. Estoy aprendiendo como todos.

¿Qué perfil de gente te consulta? 
Personas enamoradas de las imágenes de las cartas y otros que quieren abrir su intuición. ¿Te digo algo? A la gente le gusta venir a tomar clases conmigo porque después se van a ver vidrieras y a tomar café por Palermo Soho.


EL MUNDO DEL TAROT® TODOS LOS DERECHOS REGISTRADOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario