miércoles, 29 de septiembre de 2010

UN CUERPO A CUERPO... sobre la teoría de la REENCARNACION.


Creer en el alma, en que existe un más allá, viene de muy lejos.
Desde hace miles de años el hombre se entrega a rituales funerarios que preparan el alma para ir al Cielo, al Purgatorio o al llamado "Fargo" que es dentro de la teoría de la reencarnación,  el espacio entre vidas.
El Budismo y el Hinduísmo sostienen esta idea del regreso de un alma en otro cuerpo y en otro tiempo. Planteando que el alma sobrevive al cuerpo después de la muerte y luego re aparece en un nuevo cuerpo para seguir con el aprendizaje de la vida, como quien va a la escuela.
El alma memoriza sus experiencias en las travesías que ha realizado en distintas naves espaciales, que en definitiva son nuestros cuerpos  y al parecer quedarían inscriptas en los Registros Akáshicos que, vaya a saber dónde están, pero se pueden contactar para conocer la tarea, la misión que esa alma deberá transitar para adquirir elevación en un nivel de conciencia superior.
¿De dónde viene y a dónde va el alma? No lo sabemos. ¿Cuáles son los parámetros para re encarnar? Mucho se ha escrito sobre esto pero en definitiva lo cierto es que sólo manejamos hipótesis... pero la Ley de Causa y Efecto, la idea que todo vuelve a nosotros ahora o en otra vida le da sentido a pasar por acá y al menos para mí explicaría el por qué de muchas cosas...
En qué crees vos?
EL MUNDO DEL TAROT® TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

5 comentarios:

  1. Hola, Victoria:

    Vidas pasadas, ¡provocativo tema!

    Yo creo que la conciencia no muere y esa huella energética se manifiesta nuevamente en otras circunstancias de vida. Las intenciones y los deseos son energías cargadas de mucha emoción y esto hace que se continúe de una vida a otra. No hay duda que las "relaciones" que tenemos vienen de atrás, por eso la necesidad de esa "relación" y por eso son las relaciones una de las mejores escuelas... No sé si repetimos en universos paralelos o vida física en este planeta. Pero estoy convencida, por propia experiencia, que si repetimos.

    Como tarotista suelo observar las motivaciones cuando me solicitan una lectura de vidas pasadas. Algunas personas solo les interesa curiosear, pero no están preparadas para recibir la información que pueda revelar una lectura. Para mi es importante educar al consultante y conocer sus motivaciones. En dichas lecturas, suelo buscar eventos y patrones que están influyendo al consultante en esta vida. Es muy importante que exista una vinculación de esa vida con esta para que el consultante pueda "verse" a sí mismo en la lectura. Que tome de ella para su transformación en esta vida. Pues no hay nada más importante que el "momento presente".

    A veces el consultante no sabe qué buscar en una vida pasada. Entonces realizo una exploración de su vida actual con el tarot. Siempre se encuentra porqué preguntar. El hecho de "repetirse" en otras vidas siempre traé un asunto que se necesita continuar trabajando. Una sola vida es muy corto tiempo para desarrollarnos y menos aún, para explorarnos.

    Siempre es un placer leerte.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Aurora por pasar por acá. Salud y tarot!

    ResponderEliminar
  3. No Victoria, ni el Hinduismo, ni el Budismo habla de reencarnación, lo que sucede con ciertas expresiones sean en sanscrito o en pali, es que son muy dificiles de traducir en cuanto al sentido correcto.
    No hay reencarnación, esto es, una vuelta por el estado corporal, lo que hay es transmigración, esto es un pasaje hacia otro estado, mejor o peor, depende de nuestro karma, pero no hay repetición alguna de nada, nadie se baña dos veces en un mismo río porque la misma naturaleza de devenir (samsara) de las cosas impide que esto ocurra.
    Respecto a las supuestas pruebas de reencarnación, como la niña hindú que recordó súbitamente "quien era en su vida pasada", esto, al igual que los tulkus en el budismo, se explican por el pasaje de ciertos elementos psíquicos de seres ya fallecidos, que se adosan formando parte de un nuevo ser humano que nace, específicamente conformando su caracter (en sentido estricto y no moderno). A esto llamaban los antiguos griegos "metempsicosis", que no tiene que ver ni con la pretendida reencarnación, ni con la auténtica transmigración.
    Hay elementos psiquicos que no "pasan" (específicamente la memoria, puesto que nuestra memoria depende de nuestros sentidos, que son capacidades meramente físicas y que al estar muertos no se pueden usar ya)sino que quedan adosados al cadaver (a los huesos, específicamente al cráneo), estos elementos (manes, larvas, pretas, jabal de garminn para los judíos)luego se pueden animar aparentando ser el ser real del difunto(que dicho sea de paso "ya fué")y se animan gracias a un medium ignorante o a un mago sabio. Cuando su tiempo de vitalidad se termina, van al mundo psíquico, (al Plano Astral dirían los modernos "ocultistas"), y luego pasan a formar parte de un nuevo humano que nace, como dije más arriba.
    Toda la idea de la reencarnación como se la conoce surgió gracias a una agrupación seudo-hindú y occidental, no reconocida por ningún hindú auténtico por ortodoxo, (y menos por los budistas) y se le llama la Teosofía de Blavatsky, luego siguió con Allan Kardek, que dicho sea de paso también fue un "teósofo". Son puras patrañas de moda desde finales del siglo XIX. Te dejo mi e-mail: raulduran7@yahoo.com.ar (y a todo el que quiera) por si quieres conversar a fondo, porque es dificil explicar en detalle temas tan complejos. Hay mucho conocimiento verdadero pero no forma parte de la "nueva era", ni se encuentra en los libros más vendidos. Se da por autores no conocidos (no son betseller comerciales ni son de moda) o de boca a boca.
    Saludos.
    Raúl

    ResponderEliminar
  4. Raul: Gracias por pasar por acá para iluminar el tema con tu conocimiento. Salud!

    ResponderEliminar
  5. Gracias Victoria, y permíteme hacer unas aclaraciones más respecto al tema en cuestión. Lo que se "recuerda" son las vidas anteriores de los "fulanos" con los cuáles uno se inviste psiquicamente, (no el difunto, sino ciertas caracteres psiquicos que hacen a la forma de ser) éstos caracteres psíquicos que hace decir al Taoismo "renacerás en tus miles de descendientes", pero provocar este recuerdo no es sencillo; la hipnosis trae un mar de hechos psiquicos de los cuales no es posible, al menos mediante ésta disciplina, discernir la naturaleza de los contenidos adecuadamente, aunque en algunos poquísimos casos estos "recuerdos" se dan fortuitamente.
    El conocimiento correcto de "vidas pasadas" solo se obtiene por prácticas específicas que solo tienen el fin de probar la irrealidad de un ego, de un alma inmortal, no hay ipseidad, no hay una mónada indestructible, (recuerda que para el budismo hablar de un "algo" inmutable, sea lo que fuere, es una herejía) solo hay un proceso, como deseo que se manifiesta una y otra vez de la forma necesaria hasta reconocer que solo hay Allah, solo el estado de Nirvana es real, inmutable y eterno. La Mente de Buda no es sino otra manera simbólica de hablar de lo mismo, del Ser real que no es de ninguna manera "un" ser.
    Respecto a la llamada ley de Causa y Efecto, no dice que todo vuelve, ¿cómo podría si ya pasó?, lo que dice es que por una acción, siempre hay una reacción, más tarde, más temprano. Específicamente, tanto para el hinduísmo como para el budismo, se enseña que cualquier acción deja una huella invisible, de naturaleza psíquica, que tarde o temprano dará su fruto en forma de consecuencia, pero que mientras tanto es solo una semilla en espera.
    Saludos y espero no cansarte.
    Raúl

    ResponderEliminar