viernes, 7 de agosto de 2009

EL TAROT COMO ARTE.

Si el artista pone en juego quién es en cada trazo. Muestra lo que sabe de la vida en cada verso. El taromante se enfrenta en cada lectura de Tarot a un universo que se abre por única vez y a ese cosmos debe interpretar con los colores que guarda en el cofre de su propio microcosmos.
Como cada tirada es irrepetible no sirve de gran cosa memorizar combinaciones de cartas.
Por ejemplo, aprender como enseñan algunos, que si sale El Demonio y El Ermitaño, el consultante podría ser homosexual. O que podría haber alguien que está queriendo "perjudicar energéticamente" si aparece la Reina de Bastos dada vuelta, junto con La Torre, El Demonio, El Colgado y La Luna.
Saberlo, como todo saber, puede colaborar en la comprensión, pero como la vida no se repite, es posible que alguna vez aparezcan estas cartas, pero la pregunta es: ¿Cuántas veces puede sernos de utilidad?
Por eso lo fundamental es aprender a pensar como un taromante porque la realidad no tiene límites y todos los casos son singulares. Si como digo, logramos entonces que nuestra cabeza funcione como la de un lector de Tarot podremos resolver la variedad infinita de dudas que traen a la mesa de Tarot los consultantes.
Y en cada oportunidad que estemos con las cartas echadas podremos leer las imágenes y bajar la información que nos detonen esos bellos dibujos.
Porque un tarotista puede leer las cartas con el oficio de un artesano, que repite lo que tiene anotado en su cuadernito, es decir: "En la salud te sale la carta de El Juicio, cuya codificación es hígado y vesícula".
Otra cosa es que desplegando la creatividad de un artista taromante logre abrir un portal de información y como si fuera El Mago, empiece a sacar conejos de la galera, disparados por las evocativas ilustraciones que aparecen en los arcanos. Y así las cartas comienzan a hablar y susurrar al oído del operador, pero entrando por los ojos, un mensaje sanador anhelado por el consultante.

EL MUNDO DEL TAROT®
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Este texto forma parte del Curso de Tarot para abrir la Intuición sin usar la Memoria que abro todos los años en Buenos Aires en marzo y en agosto.
Mail: victoriatarot@hotmail.com

5 comentarios:

  1. Victoria: Soy Daniel Bustamante, el hermano de Susana. Te conocí en una fiesta de la embajada de Canada. Te conté que tengo interés en asistir a un curso de Tarot, es mas, no se si se inscribió mi sobrino. Por favor, conectate conmigo al 15 60995969 o a dabustamante@hotmail para decirme cómo hago para inscribirme. Yo recién a partir de la semana que viene voy a poder iniciarlo. Muchas gracias y un beso

    ResponderEliminar
  2. hola, me encanto la illustración de ese mazo, me podrias decir como se llama? Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Hola Victoria ahora leo tu nota y te comento bien!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por compartirlo!!! resuena mucho con mi visión sobre este arte!!! Genia! ;)

    ResponderEliminar